martes, 5 de abril de 2011

María del Carmen González: Presentación de "Poemas de Amor", de Hoski



Presentación

  
    Un libro de poesía y éste en particular, Poemas de amor de Hoski, debiera entregarse limpio y fresco sin terceras palabras que afectaran ese contacto personal por medio del cual cada lector realizará un camino distinto, ya que la palabra poética es palabra íntima y, por esa misma razón,  ampliamente comunicable.  
    
    En virtud de tal convicción, estas palabras pretenden ser una breve presentación, similar a la que hacemos cuando en una reunión presentamos a un amigo al que queremos, disfrutamos y tenemos el privilegio de conocer antes que los demás; es un poco nuestro y tenemos el orgullo de presentarlo en sociedad. Esto sucedió con el poemario que Hoski me acercara, antes de que se vistiera con traje de libro para salir al mundo.

    Leer Poemas de amor constituyó una experiencia emocional e intelectual que no acabó con  su primera lectura; seguí leyendo, aún después de haber leído. Seguí leyendo en las imágenes que me convocaron los títulos que encabezan las tres secciones del conjunto: Los partenones turcos,  Allí donde se une el fango y el cielo y Hoja en blanco, y en cada uno de los poemas, en un permanente transporte hacia zonas de la poesía y la cultura occidental, y, a la vez, bajo la firme sujeción ejercida por un discurso poético enérgico, vibrante y provocador.

    En este primer libro de poemas —con densidad literaria infrecuente en un joven escritor— se asume el riesgoso desafío de crear, entre los múltiples pensamientos y voces poéticas que habitan al sujeto lírico moderno.

    Se advierte el tema del ser, como autoconstrucción en la soledad, en la  expresión  de la coexistencia de los contrarios sin devenir que salve del abismo, de la angustia por la carencia. Entre tanto, late una búsqueda donde el imposible matrimonio entre Eros y Tánatos — su imposible productividad— se plasma y hace viable en un discurso poético que indaga en la afirmación ese ser en el territorio del amor.

    Si al decir de Blanchot “escribir es el eco de lo que no puede dejar de hablar”, lo que no puede dejar de hablar en Poemas de amor es el desmentido, la negación del mismo acto creador en la creación, asumiendo una estética que deambula en meandros intrapoéticos y filosóficos, violentando límites sintácticos y donde la antítesis es la figura poética vertebral del discurso negador de todo origen, de toda unidad, de toda conciliación. Negación necesaria para la autocreación como sujeto productor de un discurso fundante, pues el mismo acto poético es inscripción en el blanco, es superación de la angustia ante la amenaza de anulación de la fuerza creadora: “Hemos llegado para quedarnos/para ser Literatura/para invadirlo todo/ser luz en las tinieblas; letra en el papel”

María del Carmen González
Montevideo, marzo de 2010










Texto: Prólogo o presentación de "Poemas de Amor", primer libro de Hoski (2010).
Imagen: Tapa del libro, por Sebastián Remualdi.






No hay comentarios:

Publicar un comentario