jueves, 24 de febrero de 2011

Hoski: "Al final de la noche" + Foto tomada por Sebastián Remualdi

Al final de la noche
 
cuando me quedo desnudo y sin tabaco
cuando la última estrella claudica
y la televisión muere en silenciosa y blanca estática
vomito la racionalidad arácnida
como una manzana furiosa, involuntaria
precipitada desde las alturas
sobre toda víctima a ser devorada

No hay forma
la brisa crepuscular me lo recuerda
un escalofrío y un estornudo me sacuden la memoria
y caen en off al piso
las voces como garrapatas

Finalmente el sol
el sol sereno, el sol amorfo en el Oeste
y un cigarrillo mesiánico
que ha sabido hasta entonces esconderse
expectante y solitario en alguno de mis cajones

(Lo miro humeante entre mis manos;
no es la única sorpresa:
de la garganta como el humo mismo
emana una voz desaceitada, una voz vieja
y sin embargo noble como todo fierro antiguo)

«Mi única fidelidad es al humo
mi único credo es la sospecha
la sospecha hedonista
el cogito infértil
la elección sin elección de la renuncia
y el manto turbio e inefable
en que me oculto de todo
Sigo el único camino posible,
el camino blanco que no conduce a nada
aquél de la bendición del río que lo cruza
del manantial de agua clara
en el que observo mi rostro
y me lo lavo de tanta necedad »


No hay comentarios:

Publicar un comentario